RUTA POR LOS FAROS DE LA COSTA BRAVA, EMPORDÀ

  • Inici
  • Bloc
  • RUTA POR LOS FAROS DE LA COSTA BRAVA, EMPORDÀ
RUTA POR LOS FAROS DE LA COSTA BRAVA, EMPORDÀ

Aquí os dejamos con detalle la ruta de los faros de la Costa Brava, Empordà, empezando por el que separa Llançà de Port de la Selva, el Far de S'Arnella.

Visitando los faros de la Costa Brava, podemos descubrir algunas de las zonas más increíbles de nuestro litoral ya que, en su mayoría, son además excelentes miradores en enclaves únicos.
El primer grupo de faros se construyó entre 1852 y 1868, durante el período del reinado de Isabel II, dentro del programa ideado por el primer ministro O’Donnell para modernizar y asegurar la navegación, posteriormente se completó la cuerda lumínica actual que protege la costa con el resto de faros necesarios.

Cada uno tiene sus elementos diferenciadores que, junto a cada emplazamiento, los hacen destacar desde un punto de vista turístico convirtiéndolos en una de las visitas más recomendables de la Costa Brava. Podemos destacar siguiendo el recorrido de la costa de norte a sur:

  • Faro entre Llançà y Port de la Selva o de la Punta de s’Arenella: El primer faro de la Costa Brava en dirección de norte a sur y punto geodésico registrado por el Instituto Geográfico, pero además, su diseño se utilizó de nuevo para construir el Faro de Tossa dos años más tarde.
  • Faro del Cap de Creus: El más oriental de la península Ibérica, en un marco incomparable por ser un paraje agreste y aislado a 500 metros de la punta del Cap de Creus.
  • Faro de Cala Nans en Cadaqués: Acceder a este faro desde el paseo de Cadaqués es una excursión amena y apta para toda la familia, ya que apenas son 6 kilómetros de trayecto (ida + vuelta)
  • Faro de Roses: El punto de referencia norte del golfo de Roses, con unas vistas amplias preciosas.
  • Faro de las Islas Medes – L’Estartit: Este faro es importante tanto por su funcionalidad y ubicación como por algunas de sus características históricas.
  • Faro de San Sebastián en Llafranc – Palafrugell: el primero en potencia de España alcanzando hasta las 50 millas, con unas vistas impresionantes.
  • Faro de Palamós o de la Punta del Molino: Conocido como el faro de la Punta del Molino porque, a pesar de que hoy está integrado en la parte urbanizada del pueblo, en su día era una zona aislada con un molino de viento.
  • Faro de Tossa de Mar: Además de sus funciones propias de iluminación y aviso en la costa, es la sede del Centre d’Interpretació dels Fars de la Mediterránea (Centro de Interpretación de Faros del Mediterráneo). Se trata de uno de los faros más recientes de la Costa Brava.