Guia para disfrutar de la Costa Brava desde Llançà

  • Inici
  • Bloc
  • Guia para disfrutar de la Costa Brava desde Llançà
Guia para disfrutar de la Costa Brava desde Llançà

Después de tanto explorar esta región de la Costa Brava, ha llegado el momento de volcar nuestra información y conocimiento sobre Llançà, el Empordà y la Costa Brava en este post guía para quienes quieran viajar y conocer tanto su esencia, ciudades principales, como sus rincones más encantadores. 

¿Qué es la Costa Brava?

Si ya eres un conocedor de esta región y lo que tiene por ofrecer te recomiendo pases al siguiente punto. Costa Brava es una porción de costa (precisamente) dentro de la provincia de Girona, que está dentro de Catalunya y en la frontera con Francia. Lo que caracteriza esencialmente a esta región es su costa accidentada por el Pirineo y el prepirineo. Es decir, aquí las estribaciones montañosas se encuentran con el mar Mediterráneo dando lugar a paisajes rocosos, pequeños bosques de coníferas, y playas encerradas y hasta escondidas entre todos esos paisajes. Pero la Costa Brava no es solo playas y costa montañosa. También hay playas planas de arena extensas por kilómetros, y sobre todo, encantadores pueblos medievales en el interior, o antiguas aldeas de pescadores en la costa.

Para ser preciso, son 214 kilómetros de costa a explorar, y todo a un paso de Barcelona. Se extiende por las comarcas del Alt Empordà, el Baix Empordà, y La Selva. Para más precisión entre la ciudad de Blanes y la frontera con Francia siempre dentro de la provincia de Girona.

¿Cuánto tiempo necesito para recorrer la Costa Brava desde Llançà?

Si la pregunta se refiere a cuanto es lo recomendado, mi respuesta es un mínimo de una semana (y de ahí al infinito). Pero claro que si se dispone de menos tiempo, se puede hacer una escapada dedicarle un fin de semana para tener un pequeño panorama.

¿Cuándo es mejor visitar la Costa Brava y Llançà?

Esta pregunta tiene varias respuestas. Para empezar, es precioso visitarla en cualquier momento del año, porque sus paisajes son dignos de verse hasta en invierno, y ni que decir de su patrimonio, sus pueblos, museos y atractivos encantadores en cualquier momento del año. Pero la primavera y sobre todo el verano serán sus puntos álgidos por el atractivo de sus playas. Llança tiene 22 pequeñas playas aptas para todos los públicos y de todos los tipos. La mejor época es desde abril a octubre, es la combinación perfecta de buen clima, poca gente, y por defecto, mejores precios.

¿Cómo llegar a Llançà?

Pero a modo de resumen para llegar hay dos aeropuertos principales (el de Barcelona, y el aeropuerto Costa Brava de Girona, este último con conexiones con algunos puntos del resto de Europa). Girona es la capital de la provincia y está a unos 40 minutos de la costa. Así que viajando por libre las opciones son llegar a cualquiera de esas dos ciudades en avión, y luego proseguir en buses, tren, o combinando esas opciones según el punto de la costa al que deseamos llegar. Llançà es de las pocas poblaciones de la Costa Brava que se puede llegar en tren, cosa importante a tener en cuenta porque te evitas el tráfico y el coste de ir en coche.

¿Cómo recorrer por libre la Costa Brava?


Si vuestro viaje irá por libre, no hay como recorrer en coche (propio o de alquiler) la Costa Brava a vuestro aire. La verdad es que si bien hay opciones de transporte público, y que se puede llegar a casi cada ciudad relevante en autobús, no resulta lo más práctico ni conveniente ya que estaremos a merced de horarios y combinaciones. Sin embargo sí es posible hacer parte de la Costa Brava en transporte. Pero sin duda que la opción de moverse en coche es la ideal.

¿Es facil conducir en la Costa Brava?

La respuesta es sí, bastará con un GPS (el mismo disponible en el móvil) y seguir las señales para llegar a cualquier parte. Lo cierto es que no hay una carretera costera que vaya bordeando el mar por toda la extensión, sino que muchas veces las rutas son más bien interiores, por lo que hay que hacer pequeños trayectos para cada pueblo de costa (y las ciudades).

¿Qué es lo que hay que ver y hacer en la Costa Brava?


La respuesta es dificil pues toda ella es preciosa pero, hay que elegir entre tres grandes atractivos:


– Ciudades: como toda zona turística hay ciudades de mayor y menor tamaño. En el interior: es importante dedicarle al menos un día a recorrer el centro histórico de Girona. O la ciudad de Figueres con su museo Dalí. En la costa: Las ciudades más importantes (y a la vez más urbanizadas en todo sentido) son RosesLa EscalaL´EstartitPalamósPlaya de AroSan Feliú de GuixolsLloret de MarBlanes.


– Pueblos con encanto. Para mí este es el punto fuerte de la Costa Brava. Aquellos pueblos que o bien conservan un casco histórico singular, o bien son pequeños y conservan esa escala apacible y en armonía con el entorno y el paisaje. Los hay tanto en el interior como en la costa, y todos los que voy a nombrar para merecen visitarse (no quiere decir que otros no, sino que nombramos especialmente los que son recomendaciones en cualquier guía turística). En el interior: hay una buena colección de pueblos medievales que pueden competir entre los más bonitos de España (y todos están a un paso de Llançà):   Perelada, Pals, Peretallada, Besalú... Todos estos pueblos son muy recomendables de ver. 


En la Costa: hay una buena colección de pueblos con encanto directamente sobre la costa Brava, y muchos de ellos rodeados de calas y playas preciosas que son las características postales de la Costa Brava. Ellos son (ordenados desde el más cercano a hasta el más lejano): Port de la Selva, Cadaqués,  Empuriabrava, Colera, Portbou, Cervere.

Todos estos pequeños pueblos tienen el alma de antaño conservado en algunos de sus rincones, y son aún pueblos que no se doblegaron a la urbanización masiva. Por ello allí encontrarás con más facilidad playas y calas donde la naturaleza aún campa a sus anchas. Esto no quiere decir que en cercanías de las ciudades no las encuentres, pero en estos pueblos todo es más armonioso.


– Playas y calas. En la Costa Brava hay una buena cantidad de playas rústicas, o inalteradas. Pero muchas veces para llegar a ellas hay que hacer un pequeño esfuerzo en forma de caminatas o siguiendo senderos por la costa.


– Senderos costeros. En la Costa Brava caminar tiene premio. Especialmente si lo haces sobre los senderos costeros encontrarás rincones que parecen que nunca nadie haya pisado antes (esto es un poco difícil en verano cuando hay gente en casi todas partes). El sendero costero más famoso de la Costa Brava es el Camí de Ronda (Camino de Ronda). Y tal como había explicado antes, hay lugares a los que no se puede llegar en coche, sino solo caminando (especialmente a las zonas de costa protegidas). El camino de ronda está todo señalizado, y te permite recorrer caminando toda la Costa Brava al completo si lo desearas. Pero claro que eso sería una aventura mayor. Lo que se hace usualmente es hacer algunos de sus tramos. No se pierdan de hacer algunos de estos tramos de sendero, porque las vistas y calas son preciosas.


– Patrimonio histórico. Además de ciudades, pueblos y playas, Costa Brava tiene historia y a lo grande. Por ejemplo, en cercanías de La Escala están las ruinas de San Martí de Empuries, que se pueden visitar como un conjunto arqueológico monumental que recuerda el pasado griego y romano en esta costa. También hay grandes monasterios como el de Sant Pere de Rodes, en el Cap de Creus. La verdad que enumerar el patrimonio disperso sería interminable. Encontrarán muchas indicaciones en cada camino.


¿Cómo organizar rutas en coche en la Costa Brava? Les voy a compartir algunas ideas de rutas ya publicadas en el blog para hacer en la Costa Brava. Especialmente ya hay dos: esta idea de ruta por los pueblos costeros de la Costa Brava y otra idea de ruta por los pueblos medievales de Girona. En estos enlaces encontrarán el mapa con los puntos a recorrer, las sugerencias de cantidad de días para cada ruta. De cualquier modo, estas ideas de ruta se pueden hacer tanto moviéndose de un pueblo a otro y haciendo noche en puntos diferentes, como haciendo base en un lugar.

¿Dónde alojarse en la Costa Brava?

Llegados a este punto la respuesta es muy fácil: FINQUES FABREGA-GOERTZEN! 


Conclusiones finales. Costa Brava es un destino precioso y completo que va mucho más allá de ser un destino de playa o de verano. Es un destino lleno de historia, de pueblos y rincones detenidos en el tiempo, de una exquisita gastronomía (no olvidemos que aquí están algunos de los restaurantes más galardonados de España), como el Restaurant Miramar de Paco Perez en Llançà, Empordà, Costa Brava, de un patrimonio inagotable que incluye ruinas romanas y hasta griegas, monasterios, ermitas. En verano la agenda cultural es absolutamente impresionante y hasta difícil de abarcar: festivales musicales, fiestas mayores en algunos de sus pueblos. No dudo en decir que es uno de los paisajes de costa más bonitos en el Mediterráneo por sus calas y playas escondidas, su mar cristalino. Por si fuera poco, es un destino que si bien tiene puntos masificados, también resguarda poblados y rincones que permiten encontrar absoluta tranquilidad aún en pleno agosto. Las opciones son diversas en todo sentido en uno de los auténticos paraísos costeros que han dado buena fama a la región.